Curia Provincial C/Gaztambide, 65 28015 Madrid | Tel: 911 213 750 | webmaster@escolapiosbetania.es

19 de Julio de 2016

La V Jornada del instituto Universitario Calasanz abordó los retos de la educación hoy

La importancia de educar con el testimonio

El pasado 27 de abril tuvo lugar la V Jornada del Instituto Universitario San José de Calasanz que con el lema “Educación transformadora y sociedad en transformación: Contribución en Europa de las Escuelas Pías”, abordó la realidad educativa en el contexto europeo.

Valencia, 29 de abril de 2016. El encuentro, en su quinta edición, contó con la participación del P. József Urbán, Asistente General de las Escuelas Pías en Asia, que compartió una reflexión acerca de la contribución de los escolapios en Europa. Al encuentro asistió el Rector de la Universidad Católica de Valencia, D. Ignacio Sánchez Cámara, así como el Director del Instituto P. José Luis Zanón y el Secretario del mismo, D. Ricardo Cerverón. El P. Urban destacó en su intervención tres elementos que se repiten en la obra de Calasanz, ya desde sus inicios, “el agua, la doctrina cristiana y la escuela”. “Tres elementos que surgen también desde los comienzos, como plasma Calasanz en su epistolario, y que están también presentes en las nuevas fundaciones en Asia, como India, Indonesia, Filipinas o Japón...” destaca el religioso escolapio, para quien la “identidad” escolapia no la construimos, “sino que se construye, si la dejamos, entrando en los espacios calasancios”. La educación transforma, “pero no por mis méritos, sino por cuanto yo sirvo de medio”. “Mi contribución está en no renunciar a situaciones difíciles, en armarse de paciencia, en no abandonar ese espacio calasancio, no rendirse”, sostiene Urban, para quien educar es, básicamente, “humanizar”.

El asistente por Asia destacó en su intervención que el educador tiene ante sí siempre generaciones nuevas, “por eso el aggiornamento para el educador forma parte de su fisiología”. Para Calasanz, explicó Urban, el educador es un facilitador de encuentros, entre el alumno y la cultura. “No se transmite un paquete, sino que se trata de algo vivo”, destaca, “se trata de humanizar al alumno que en palabras de Calasanz es servir a Dios”. Por eso la mejor forma de educar hoy en día no consiste tanto en fijarse en lo litúrgico, sino en “dar testimonio” a través de los actos, las decisiones y la propia pasión. “No se trata de explicar con palabras porqué mi vida tiene sentido, sino de ser capaz de mostrar a través de nuestro testimonio que la vida tiene sentido”, destaca Urban.

La jornada contó también con la intervención de los alumnos de la Universidad Católica que participaron durante su “practicum” en centros escolares escolapios en La Romana (República Dominicana). Los jóvenes subrayaron que “estas prácticas han ido más allá de unas prácticas comunes de magisterio” puesto que han tenido la oportunidad de combinar la labor educativa en los centros escolares con la colaboración en los múltiples proyectos que los Centros Culturales Calasanz llevan a cabo en la República Dominicana. Esta experiencia, la primera, se enmarca en un programa impulsado por el Instituto y que pretende facilitar la toma de contacto de los futuros maestros en contexto de “periferia”.

El Instituto Universitario San José de Calasanz fue fundado en 2007 conjuntamente por la Congregación General de las Escuelas Pías y la Universidad Católica de Valencia y tiene como objetivo promover y realizar actividades de estudio e investigación que profundicen en el conocimiento de la figura de San José de Calasanz y de la historia de la Orden de las Escuelas Pías, haciendo especial hincapié en sus aspectos pedagógicos.

Facebook Google LinkedIn Twitter